Prepara una lasaña ligera y libre de culpa

lasagna-605655_1280

Source: Pixabay

Todos conocen la deliciosa receta italiana de la lasaña, un plato fuerte a base de láminas de pasta, carne boloñesa, abundante queso y salsa bechamel. La parte triste de este platillo es que muchas veces se debe renunciar a él por su contenido calórico y graso. Por suerte, esta vez te traemos una alternativa ligera y libre de culpa de lasaña, para que puedas comer una grata receta sin tener que renunciar a tu dieta.

A base de vegetales y menor contenido graso, te presentamos una opción para un almuerzo o cena formal, que sirve para deleitar el paladar y mantener tu saludable dieta.

Para la lasaña

12 láminas de pasta para lasaña.

2 calabacines.

3 zanahorias.

2 berenjenas.

200 gramos de champiñones.

200 gramos de espinacas congeladas.

100 gramos de queso bajo en grasa.

5 cucharaditas de aceite de oliva.

2 cucharaditas de orégano seco.

Sal al gusto.

Para la bechamel

2 vasos y medio de leche desnatada.

2 cucharadas de harina de trigo.

2 cucharaditas de cebolla en polvo.

1/2 cucharadita de ajo en polvo.

1/2 cucharadita de sal.

Una pizca de nuez moscada.

Para la salsa de tomate

400 gramos de tomate de lata.

3 cucharaditas de aceite de oliva.

1 cucharadita de orégano seco.

1/2 cucharadita de tomillo seco.

1 cucharadita de cebolla en polvo.

1 cucharadita de ajo en polvo.

2 cucharaditas de sal.

Pimienta negra al gusto.

¿Cómo se prepara?

  1. Cocina todos los ingredientes de la salsa de tomate a fuego lento en una olla, procurando que se cocine hasta que se impregnen todos los sabores.
  2. Calienta en otra olla 2 vasos de leche para la salsa bechamel por 3 minutos. En medio vaso de leche fría agrega la harina de trigo y mézclalo hasta que se combinen los ingredientes, para luego añadírselo a la olla cocinándose a fuego lento. Luego agrega el resto de los ingredientes de esta salsa blanca.
  3. Corta todas las verduras y vegetales en trozos finos para la lasaña. Luego prepara tu lasaña en un molde cuadrado de vidrio, capa por capa, alternando los ingredientes vegetales con las salsas, las láminas de pasta y queso. Finaliza con una capa de queso blanco rallado y cocina en el horno el platillo hasta que el queso se dore.


Source : Cocina y Vino

Related posts

3 enfermedades que podrías contraer en un baño público

3 enfermedades que podrías contraer en un baño público

Uno de los mayores retos que tiene una mujer cuando sale de su casa es encontrarse con un baño ajeno. Es imposible parar la necesidad, es por ello que se evita a toda costa el contacto directo con las partes que pueden tener más gérmenes. Sin embargo, hay enfermedades que son fáciles de...

Conoce estos remedios caseros para el dolor de estómago

Conoce estos remedios caseros para el dolor de estómago

Nada es más molesto que un doloroso malestar del estómago, en especial si te encuentras en el trabajo o atendiendo los quehaceres del hogar, dado que esta aflicción puede afectarte al punto de no poder seguir realizando tus actividades. El segundo problema, no solo es el dolor de estómago...

Deliciosos y saludables snacks para llevar a la oficina

Deliciosos y saludables snacks para llevar a la oficina

Al momento de comer saludable una de las principales trabas son las horas que pasas en la oficina o en el entorno de tu trabajo. En este lugar, en vez de facilitarte un menú sano, se propicia el consumo de chatarra, golosinas y refrescos para pasar las horas. En este sentido, es fundamental...

Leave a Reply